sábado, 15 de febrero de 2014

Funda para el portátil.


La pasada semana tenía que hacer un regalo: era el 15 cumpleaños de la hija de una amiga.





Esta es una de las casas a las que acribillo con handmades; ellos y mi hermana son los grandes beneficiarios (???) de mis creaciones, unas veces con mayor fortuna que otras... jajaja...


En esta ocasión, estoy muy contenta con el resultado. Lo único que no volvería a hacer es forrar la funda con rizo de toalla, ya que mi máquina de coser es muy básica y no entra tanta tela bajo del prensatelas, con lo cual tuve que hacer las uniones laterales a mano.






Pero este contratiempo no ha hecho sino dotar a la funda de una esponjosidad extra, ¡y el portátil de mi chica estará más protegido que nunca!


Tuve que hacer mis pesquisas para enterarme de las medidas del portátil, ya que estas fundas hay que hacerlas a medida para que queden bien.





La tela de flores es de una tienda local, que estoy descubriendo que tiene mucha miga, y creo que me estoy convirtiendo en asidua...


La de rizo, un retal sobrante de una capita de baño que hice hace tiempo (no hay que tirar nada), y las tiras de los costados, restos de mi fondo de armario de retales, para darle vidilla.


El tutorial lo tenéis aquí.






¡Un botón con presilla para cerrar y listo! No me gustan los botones (sí me gustan como cierres pero no de adorno, no los termino de ver), pero aquí creo que queda muy bien.


¿Qué? ¿os animáis a hacer vuestra propia funda?


Abrazos mabeleros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario