jueves, 20 de octubre de 2016

Ajustar una Sudadera Oversize.

¿No os ha pasado alguna vez? Ves una prenda que te llama, y te la tienes que llevar. Sin preámbulos. Para una cultivadora de tomates como yo, esto era una provocación.



Pues bien, os cuento mi periplo.Te compras una prenda en tu talla habitual, sin probártela, a sabiendas que te va a quedar más o menos bien, y te encuentras con un despropósito como éste...



Yo no sé que ha pasado esta temporada, pero al tío Amancio se le ha ido la olla. Hice mi pedido online (como tantas otras veces), y me encuentro con que dos de las prendas tallan bien, pero la sudadera, talla XL que es la que suelo comprar para ir bien cómoda, resulta que de oversize nada... ¡esto es un saco!



Y para colmo. el precio de la prenda no compensa el gasto en gasolina y el tiempo a invertir para cambiarla. No en mi caso. ¿Y qué haces? pues coger la tijera, claro.



Le descosí los puños, le corté como 5 cm de tela y los volví a colocar en su sitio. Y el bajo, directamente le corté 10 cm goma incluida, para dejarla sueltecita, que mi marido ya le había echado el ojo y tenía que dejarla algo más femenina. Sin elástico bajo, el hurto maridil queda descartado.



Ahora sí que si.



¡Lista para mis mañanas de running! (en cuanto tenga tiempo, claro, jajjajajaja)

Y con mi fitpost, participo en el rums de esta semana.

¡Voy a ver que habéis hecho!

Mabel.


2 comentarios:

  1. Jo,que apaño más bueno!!! tomo nota para si algún día me encuentro en esa situación. jejejejeje

    ResponderEliminar
  2. Por otra parte, que raro que a Don Amancio se le haya ocurrido pensar que hay vida detrás de la talla XL........porque sus XL normalmente son pequeñas....voy a llorar de la emoción

    ResponderEliminar