miércoles, 30 de marzo de 2016

Fob Estilo Blackbird.

¡Buenos días, chicas! ¡Buenos días, RUMS!

He recuperado mi afición por el punto de cruz. Bueno, en realidad jamás la perdí, pero como no tengo mucho tiempo ni paciencia, siempre hay por los cajones un par de proyectos empezados, algunos de los cuales tardan años en ver la luz. Esto es lo que le pasó a este fob.



Un fob es un buscatijeras. Un almohadoncito bordado que se pone enganchado en nuestras tijeras de bordar y que, además de decorar, nos ayuda a encontrarlas antes.

Bien, descubrí hace un par de años el estilo Blackbird, que es un tipo de bordado a punto de cruz de estilo antiguo y campestre. Parece ser que vivía (y vive, diría yo) todo un auge. De hecho, me costó un montón encontrar freebies en la red. Hoy en día, con Pinterest esto es mucho más sencillo.



Uno de los dibujos que encontré fue esta mini flor. Me enamoró este estilo desde el principio. Y, aunque este dibujo no ha dado para mucho, al final le he dado vida con este colgador. Es demasiado grande para las tijeras, pero colgado en los pomos del armario de invitados queda muy bonito.



No ha quedado muy pulcro, es el primero que hago. He seguido este tutorial, clarísimo y bien explicado. No será el último que haga.



Con esta sencilla labor participo en el Rums. Me voy corriendo a ver el resto de las propuestas.
¿Me acompañas?

miércoles, 23 de marzo de 2016

Bufanda Verde Vintage.

Lo sé... han pasado como cinco meses desde mi último post. Han sido unos meses intensos, mucho trabajo y poco tiempo libre para mis aficiones: coser y tejer.




Pero, hemos vuelto a la carga (creo). Y para muestra, os traigo una bufanda que no os había enseñado antes y que hace algún mesecito que la tengo.

Esta bufanda es especial para mí, ya que el hilado me lo regaló mi hermana, quien a su vez lo heredó de una vecina aficionada al punto que ya no tenia ganas de tejer por la edad, y que poseía una colección de hilos acumulados que se había dedicado a regalar a sus amistades. Fijaos si la lana tenía tiempo, que en la etiqueta el precio figuraba en pesetas.




Es súper suave y amorosa, de la firma Lanas Stop (aunque segurísimo que descatalogada), y mi hermana me dio cinco ovillos con los cuales me salió esta prenda. Está tejida a punto bobo o musgo con agujas del número 5.

¡El hilo es tan antiguo que parece realmente una bufanda heredada!

La estrené en mi reciente viaje a Italia, que podéis ver en mi otro blog.



Con esta bufanda participo en RUMS. ¡Espero no teneros tanto tiempo en standby!

Me voy corriendo a ver lo que habéis hecho el resto...

Mabel.