lunes, 3 de julio de 2017

5 Razones para ponerse a tejer (y la última te sorprenderá).

¡Hola amores!

Después de una primavera sin un respiro, vuelvo a practicar mi hobbie favorito: las dos agujas.



Me encanta tejer. No tengo demasiada paciencia y mis ratos libres no son tantos como me gustaría, así que no me embarco en proyectos a largo plazo. Pero sin embargo, sí que disfruto tejiendo con agujas e hilos gruesos, ya que te permiten que la labor crezca rápidamente y resulta muy satisfactorio ver cómo puedes terminar una prenda en tiempo récord.

Reconozco que lo que más me gusta hacer son cuellos y bufandas, por su nula presencia de patrones (casi siempre), y porque me aseguro que las utilizaré en un futuro. El resto de prendas, no me resultan prácticas, así que he optado por no tejer cosas que no vaya a usar. Después de todo, invierto tiempo y dinero en los materiales, y odio desperdiciar.



Me di cuenta hace algún tiempo, de los beneficios que me suponía coger las dos agujas. Así que hoy os cuento cuales son.

1. Relax.

Me proporciona mucha paz tejer. Eso sí, siempre que el patrón no sea muy complicado, así que no suelo embarcarme en proyectos demasiado difíciles.

2. Satisfacción.

Resulta muy agradable ver cómo va creciendo una labor; ir probándola para comprobar que todo se ajusta; tocar esos hilos y lanas tan suaves; elegir colores... todo junto para mi es toda una experiencia.

3. Creatividad.

Todo, desde el elegir el color del material hasta decidir cual es el patrón a seguir, estimula la imaginación y mantiene la mente ocupada.

4. Pasión por el Handmade.

Te conviertes en una loca de los hilos, empiezas a mirar las prendas de punto con otros ojos. Te fijas en los fallos, en la textura de las prendas; y en mi caso al menos, empiezas a coleccionar agujas, marcadores y revistas o patrones gratuitos encontrados por la red.

5. Dejas de fumar.

Sí, así es. El mantener  las manos ocupadas distrae y mucho de las ganas de encenderse un cigarro. Al menos en mi caso, que soy lo que yo denomino "fumadora antisocial", ya que sólo me apetece fumar cuando estoy en casa. Si tengo una labor entre medias, cojo las agujas, le pego unas vueltas al tejido y se me pasan las ganas de fumar. Lo que no entiendo ni yo misma es cómo no tengo siempre una labor a medias...

Si os parece poco, encima tenemos un montón de tiendas online que nos mandan nuestros pedidos a casa... y de los encuentros bloggers no hablo porque aún no he asistido a ninguno, pero tienen que estar genial también.

¿Necesitas más motivos para ponerte?

No hay comentarios:

Publicar un comentario